dimarts, 11 de gener de 2005

Rosaura


¡Qué haré! Mas, ¿para qué estudio
lo que haré, si es evidente
que por más que lo prevenga,
que lo estudie y que lo piense
en llegando la ocasión
ha de hacer lo que quisiere
el dolor?
PEDRO CALDERÓN DE LA BARCA. La vida es sueño, jornada II, [escena XIII], (ROSAURA), versos 1868-1874.